Para nadie es un misterio que los televisores se...