Tanta espera y de pronto, ¡¡¡PUM!!!, se acabó...