Zapatos gastados, angustia, desesperación y “ojos cuadrados” de tanto...