Encontraron ADN en la tierra donde habitaron nuestros antepasados.