Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña

Big Bang Data: la exposición que ningún amante de la tecnología puede perderse

07-03-2016
¿Cuál es el tamaño de tu huella digital en el mundo?

¿Dimensionas cuál es el tamaño de tu huella digital en el mundo?, ¿cuántos bits has producido en tu vida?, ¿cuántos estás por producir? Personalmente, creo que hay un data center en alguna parte de nuestro planeta dedicado sólo para mí, ¡la cantidad de tiempo que paso con mi computador o mi smartphone delante de mis ojos es mucha! Fotos, textos, videos, conversaciones de chat, passwords, información ingresada a las apps de mi teléfono, y cada día se sigue sumando.

Esa titánica cantidad de datos que nuestro planeta genera día a día son un inmenso capital, hay quienes los llaman “el nuevo petróleo”, “armas de vigilancia masiva”, “herramientas para el conocimiento” o “herramientas de una democracia transparente”, todo depende del uso que la sociedad les esté dando. O claro, su abuso…

Una explosión de datos

El tema de la datificación, el almacenamiento de grandes cantidades de datos de forma permanente, es un problema tan actual y sensible, que se piensa que sólo durante el año 2007 se generó exactamente la misma cantidad de datos que los que se produjo en toda la historia de la humanidad hasta esa fecha. Si sólo tomas conciencia que el 90% de los datos guardados en todos los data centers del mundo fueron creados en los últimos dos años, te darás cuenta de lo abismante que es la situación: 2,5 quintillones de bytes creados diariamente en todo el planeta, es decir, 8 millones multiplicado por la cantidad de estrellas que se cree que hay en el universo (para mí, una cifra inimaginable). Obviamente que todo eso va a parar a alguna parte y ése es otro problema: el 1,3% de la producción energética mundial es succionada por los enormes data centers en que nuestra información se encuentra acumulada.

Sin embargo, la masiva acumulación de datos no es ni un problema ni una solución, simplemente es parte de lo que somos actualmente como humanidad, es la principal manera en que nuestra raza hoy soluciona problemas y se plantea preguntas.

Créditos: Gunnar Knechtel

Créditos: Gunnar Knechtel

El proyecto Big Bang Data en Chile

LG es el auspiciador oficial de Big Bang Data, una exposición acorde con nuestros tiempos que se adentra de manera crítica en uno de los grandes temas de la actualidad: la acumulación de datos. Se trata de una exhibición de 18 piezas que se aproximan a este problema desde diversas perspectivas, entre ellas encontramos tanto instalaciones como proyectos audiovisuales y prototipos tecnológicos interactivos. De acuerdo a los curadores de la exposición, la datificación en la que estamos inmersos es “un proceso tan determinante en el siglo XXI como lo fue la electrificación en el XIX. Desde los últimos cinco años existe una amplia conciencia entre los sectores académicos, científicos, las administraciones, la empresa y la cultura, de que generar, procesar y, sobre todo, interpretar datos con las tecnologías que estamos desarrollando puede cambiar radicalmente nuestra sociedad”.

La exposición es una co producción de la Fundación Telefónica junto al Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona y la curaduría está a cargo de la arquitecta Olga Subirós y el periodista José Luis de Vicente. Se presentará en la Fundación Telefónica, desde el 10 de marzo al 5 de junio, de lunes a viernes entre las 9:00 y las 20:00 horas y los sábados y domingos de 11:00 a 20:00 horas.

Exposiciones

Los bloques temáticos abarcados por la exposición son diversos y más aún los temas que se presentan en cada una de las exposiciones, de las que participan desarrolladores, investigadores sociales, activistas, diseñadores, educadores, analistas, cartógrafos, ingenieros, economistas, arquitectos y comunicadores. Entre los bloques temáticos encontramos: “El peso de la nube”, “El latido del mundo”, “Somos datos”, “Nueva era del conocimiento”, “Datos para el bien común” y “Producción social de datos”.

Entre el total de 18 exposiciones que se insertan en los ejes, destacamos 3 que son particularmente llamativas:

Santiago de Chile Beats – Oscar Marín Miró (Outliers Collective)

“La obra visualiza en tiempo real los datos procedentes de las redes Instagram, Twitter y Foursquare, así como los datos de contaminación del aire. Todos los datos se muestran en una única pantalla, con un código de colores para cada tipo de dato, y en la zona geográfica centrada en la ciudad de Santiago de Chile. La obra pretende mostrar en tiempo real la convergencia de datos territoriales (en el plano físico) y digitales (en las redes sociales) y por tanto investigar la conexión entre el espacio físico y el digital, cuyas fronteras son cada vez más difusas”.

Rayuela – Santiago Ortiz

“Hace 50 años, Julio Cortázar publicó Rayuela (1963), la primera novela de lectura no lineal. El autor en la introducción de su libro nos dice: ‘A su manera este libro es muchos libros, pero sobre todo es dos libros’. El artista Santiago Ortiz nos presenta su particular homenaje y nos da una nueva perspectiva de la lectura a través de una interfaz visual interactiva, donde las conexiones entre capítulos se tejen con unos hilos que van conformando un espacio virtual donde pudieras introducirte y cuya fisonomía interna es la propia estructura de la narración”.

24 hrs in photos – Erik Kessels

“La instalación está formada por un mar de fotografías impresas que corresponden a las imágenes subidas a Flickr en un periodo de 24 horas durante el año 2011. El propósito de esta instalación es mostrar el diluvio de imágenes que Internet condensa diariamente y cómo nos hemos habituado a consumirlas, así como tomar conciencia del hecho que las fotografías pasan del ámbito privado al público al subirlas a la red. El hecho de imprimirlas nos da una visión física abrumadora de lo que significa este más de un millón de imágenes“.

¡No te pierdas la oportunidad de ver esta exposición única en Chile!

¿Cuánta cantidad de datos crees que produces cada año?

Todo sobre:

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente