Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Tumb-Destacado-Wolverine

¡Vayan a ver Wolverine: Inmortal! X-MENS 5 (SECOND CLASS) WOLVERINE ORIGINS 2: WOLVERINE VA A JAPÓN: THE MOVIE.

02-08-2013
Cuando vi la primera película de X-Mens hace mil millones de años, rallé la papa con dos personajes. Uno de ellos fue Magneto porque era un tatita enojado con los humanos con la capacidad de controlar los metales, lo cual lo transforma de inmediato en el mejor villano de la historia. La dura, si yo

Wolverine01

Cuando vi la primera película de X-Mens hace mil millones de años, rallé la papa con dos personajes. Uno de ellos fue Magneto porque era un tatita enojado con los humanos con la capacidad de controlar los metales, lo cual lo transforma de inmediato en el mejor villano de la historia. La dura, si yo fuera Magneto andaría todo el santo día protegiendo al prójimo y por proteger quiero decir molestar. Iría por ejemplo a la plaza donde están los cabros chicos en los columpios y haría una trenza de péndex para regocijo de la comunidad. También buscaría algún gótico de esos con la cara llena de pircin y lo haría hacer las medias morisquetas y/o playback de Alberto Plaza a las señoras en el metro. Finalmente iría a la feria artesanal a enderezar todos los juegos de ingenio de clavos malditos que siempre me humillan. En resumen Magneto es un personaje de posibilidades infinitas.

Wolverine02

Y bueno el otro personaje que me hizo rallar la papa es, obviamente (y para eso estamos aquí): Guarisapo Man. El compadre con el súperpoder de ser verde con verrugas y agarrar cosas con la lengua. Imagínense lo útil que sería ese poder cuando uno se sienta en el sillón y ve que el control remoto está allá en el mueble a mil kilómetros de distancia. O cuando la mamá va arrancando con los calzones rotos porque hay que guardarle al resto de la familia y hasta cuándo comes Hermes. En otras palabras, Guarisapo Man es el mejor X-Man de la historia. Nah, dónde la viste no estoy ni ahí con Guarisapo Man (pffft). El único mutante que es igual de maestro que Magneto es el Wolverine (fanfarria). Con su peinada Ace Ventura, sus patillas de Don Ramón y sus garras Freddy Krueger automáticas, este compadre tiene toda la onda y es el único al que no le vienen con tonteras. Es malas pulgas además, y fuma puros, y como tiene la capacidad de regenerarse, todo le da lo mismo y se mete en las peleas más brígidas, total.

En la primera película de X-Mens no se sabía nada de Wolverine salvo que era maestro, pero después en las demás películas fueron contándonos detalles de su vida como por ejemplo que en realidad era un anciano de chorromil años que no envejece, y que las garras que tiene eran de hueso hasta que un soldado científico maldito le bañó todo el esqueleto en un metal indestructible, incluyendo las garras, para transformarlo en mejor guerrero. También aprendimos que Wolverine en realidad es mamón y se ha pasado toda la vida llorando a las minocas que se le mueren porque no cualquiera llega y pololea con Wolverine. Primero se le murió la Jean Grey (spoiler) pero después descubrimos que antes se le había muerto esa otra comadre aunque esa comadre da lo mismo porque todos queremos olvidar Wolverine Origins. El punto es que todos los problemas de Wolverine se habrían terminado si le hubiese hecho caso a la Mystique, que es la mutante que cambia de forma y se puede transformar en cualquier persona. Es azul, tiene los ojos amarillos y las piernas pinchudas, pero qué tanto, la polola en invierno resfriada es peor.

Wolverine03

Lo que estoy tratando de decir es que NADIE quería ver una película de Wolverine después de Wolverine: Origins porque esa película era más mala que disfrazarse de La Muerte e ir a pararse afuera de las ventanas de un asilo de ancianos. Afortunadamente X-Mens: First Class era filete y uno volvió a tenerle buena a los mutantes, por lo que quería que puro se estrenara esta nueva película con Wolverine en Japón. Y las buenas noticias son que me gustó. Caleta. Grande Wolverine. Maestro.

Bueno para que vayan viendo con la chichita que se están curando, esta película parte con la explosión de la bomba atómica en Japón, donde obviamente estaba metido Wolverine porque es el Forrest Gump de los mutantes. El compadre está prisionero en un pozo (¿cómo lo hicieron para atraparlo?) cuando empieza el bombardeo maldito, y entre tanto drama va y le salva la vida a uno de los soldados japoneses. Después de eso saltamos al presente donde Wolverine anda en el bosque con pinta de Gandalf vagabundo, intentando olvidar ese hecho horrible de su pasado conocido como Wolverine: Origins. O anda triste por haber matado a Jean Grey en X-Mens 3, no me acuerdo. La cosa es que está chato de ser Wolverine y quiere tener la vida normal de todo el mundo, a diferencia de todo el mundo chato con la vida normal que quiere ser Wolverine.

La cosa es que llega una chinita ondera y le dice que el soldado japonés que él salvó de la bomba atómica quiere hablar con él, y se lo lleva de un ala a Japón, donde hasta el más millonario tiene casa con puertas corredizas de papel volantín. También hay geishas, sushis y mafiosos Jacuzzi, ustedes saben, todo lo que uno encuentra en Japón menos Godzilla. La gracia es que el soldado japonés ahora es un multimillonario y en su familia tienen los medios cahuines, con traiciones, mafiosos y ninjas, y Wolverine viene a meterse justo en estos tetes.

Wolverine04

No pienso contarles más de la trama por si todavía no la han visto, pero déjenme decirles que los primeros cuarenta minutos de película lo pasé increíble, y no despegué el ojo de la pantalla porque todo era intrigante y en el cine no volaba una mosca, y eso que la vi en el vertedero. Pareciera que los peliculastas también encontraron que Wolverine estaba demasiado mamón en las otras películas así que decidieron hacerlo igual de maestro que en las primeras dos. Y según yo, lo lograron. Si se les había olvidado lo bacán que es Wolverine, con esta película se van a acordar, sobre todo en la escena del tren en que pelea como con veinte mafiosos Jacuzzi y el loco los deja a todos fileteados como Sashimi, lo cual les recuerdo a todos es un producto del Japón por lo tanto mi comparación es excelente.

¿Se acuerdan de haberse emocionado cada vez que Wolverine sacaba las garras con ese sonido de sable retráctil? ¿De cuando uno decía Ándate Cabrito cuando el compadre se enojaba y gritaba? Ya, todas esas cosas pasan en esta película, que además tiene ninjas y robots y por lo tanto es la película perfecta. Aunque nunca tanto porque tiene varias partes que guatean y que no van a ninguna parte, incluyendo a la rucia venenosa que no entendí qué monos pintaba en la película. Los cahuines entre los japoneses son a toda Gyoza (otro producto del Japón) y da lo mismo que no hayan más mutantes, por lo que esta mala me dejó rascándome la cabeza. Al principio cuando es misteriosa uno quiere que la comadre entre en acción luego, pero después te deja con heavy gusto a plop. Sorry, rucia venenosa. Tampoco me gustó tanto el final, porque pasan muchas cosas de esas que hacen que uno se pregunte por qué pasaron muchas de las cosas que pasaron antes, y cuando se piensa mucho todo se desarma, no sé si me entienden. Pero esos defectos no me molestaron tanto, principalmente porque ya lo había pasado increíble todo el resto de la película.

Escena Eliminada

Escena Eliminada

Igual tengo que ser honesto y decirles que lo que más me gustó de esta película fueron los últimos tres minutos y no puedo decirles qué pasa porque es secreto y casi me morí cuando pasó. No pueden irse antes de que salga esta escena, se los juro. Es como lo que pasaba en las películas de Iron Man, Thor, Hulk que calentaba la sopa con la película siguiente, pero UN MILLÓN DE VECES MEJOR. Creo que hasta aplaudí, y apuesto que todos los fans de X-Mens van a hacer lo mismo.

Lo que no tengo claro es si salí tan contento del cine porque esta película era realmente buena o simplemente porque era mucho mejor que Wolverine: Origins o por los últimos tres minutos. Yo creo que es un poquito de las tres, así que todo bien. Si les gusta Wolverine, los ninjas y/o los mafiosos Jacuzzi, están al otro litro y lo van a pasar tan bien como yo. Así que setecientas millones cuarenta y cinco mil siete estrellas y un Magic Mike Award a Wolverine por hacer gritar tanto a las comadres en el cine, sobre todo en esa escena en que se le ve el pompis. Spoiler.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente