Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
terremoto-2015-640x300_2

Estreno en cines: ¡Terremoto: La falla de San Andrés! ¿Qué tal?

01-06-2015
  A estas alturas todos sabemos lo que es un terremoto, sí o no. Todos hemos corrido en calzoncillos a afirmar el plasma, todos hemos intentado llamar por teléfono cuando no hay señal ni para la selfie, y todos hemos visto en la tele a los compadres saqueando supermercados porque nadie puede sobrevivir sin plasmas

 

Terremoto: La falla de San Andrés!

A estas alturas todos sabemos lo que es un terremoto, sí o no. Todos hemos corrido en calzoncillos a afirmar el plasma, todos hemos intentado llamar por teléfono cuando no hay señal ni para la selfie, y todos hemos visto en la tele a los compadres saqueando supermercados porque nadie puede sobrevivir sin plasmas de 60 pulgadas que afirmar en calzoncillos durante las réplicas.

Para los peliculastas de Hollywood eso sí, los terremotos son mucho más cuáticos y apocalípticos que los de verdad, porque se abren grietas gigantescas en la tierra, los edificios se caen más fácil que jugar Yenga con Edward Scissorhands y siempre inevitablemente aparece la ola gigante computarizada que no surfea ni Godzilla.

Afortunadamente para estos gringos exagerados, el encargado de rescatar gente en helicóptero es ni más ni menos que La “Dwayne Johnson” Roca, un compadre que tiene a Richter, Mercali y Marcelo Lagos en cada bíceps, que es capaz de frenar un tsunami entre los pectorales, y que levantando la pura ceja deja tranquilas las placas tectónicas, que le piden disculpas. Lo malo es que en esta película La Roca está viviendo exactamente el mismo drama que el papá de Taken: La ex esposa anda con un millonario, y su hija supermodelo ya no vive con él, y no lo pescan ni para el Día del Padre Rescatista Musculoso de Dientes Blancos con Tatuajes.

sa02

Y justo cuando La Roca anda deprimido porque el nuevo padrastro le acaba de regalar a la hija un jet privado de oro puro que funciona con sangre de panda y donde sirven pan con palta (oh my God!), ZUÁCATE, empiezan los terremotos compadre. Claro que, como toda película sobre desastres naturales que ocurren una sola vez y por lo tanto sería una lata hacer una película entera sobre un puro incidente aislado, los peliculastas chamullan e inventan una manera de que haya setenta terremotos en un puro día, tal como pasaba en 2012, Twister, El Día Después de Mañana, etc. La explicación la da el geólogo Paul Giamatti que con un mapita y un lápiz nos cuenta que la falla de San Andrés atraviesa todo Estados Unidos por lo que el terremoto se sentirá en todas partes, vaticinando terremotos por primera vez en la historia de la ciencia, y provocándole de pasadita un cáncer al cerebro a Neil DeGrasse Tyson.

Todo esto ocurre justo pero justo cuando la hija de La Roca anda en San Francisco y la ex esposa de La Roca está en Qué Sé Yo, cada una en un punto distinto de La Falla de San Andrés. ¿Van cachando lo que eso significa? Obvio, que el rescatista profesional La Roca va a agarrar el helicóptero que pagamos todos los chilenos con nuestros impuestos y en vez de salvar civiles que es para lo que le pagan, va a atravesar el país salvando exclusivamente a sus minurris. ¿Y para qué? Para demostrarles que él es mejor que el padrastro millonario, porque hay cosas que el dinero no puede comprar, como la valentía y el helicóptero.

sa03

(Lo que sí hay que decir es que el padrastro millonario es un pastel que al más mínimo temblorcito abandona a la hija de La Roca en un estacionamiento y después se dedica a empujar gente y salvarse a sí mismo. Por lo menos el de Titanic salvó a una guagua pobre en el camino, este ni eso).

En otras palabras, Terremoto: La Falla de San Andrés es la historia de cómo La Roca salva a exactamente dos (2) personas de la muerte durante el desastre natural más grande de la historia de la humanidad. Y los perlas criticaban al Man of Steel por salvar una pura familia al final de la película (guaja). El mensaje de la película es bien profundo en verdad: Lo importante no es ni el terremoto ni la destrucción, sino el matrimonio de La Roca.

Los efectos especiales computarizados son increíbles y yo sé que todos los fans de los escombros van a llorar, porque nunca en mi vida había visto escombros tan impresionantes. Caen escombros del cielo, la gente anda esquivando escombros y cuando viene la ola gigante trae cualquier escombro. También hay vidrios rotos para herir los pies pelados de cien millones de John MacClanes, y se caen más edificios que carretear con Hulk, Roland Emmerich y Michael Bay en el Juicio Final. Es tanta la destrucción y es todo tan impresionante que uno está toda la película con la mandíbula perfectamente cerrada por la indiferencia, y porque todo da lo mismo. Hay una escena donde la ex esposa de La Roca corre por un edificio intentando llegar a la azotea, y es tan al cerdo todo que sale hasta Kylie Minogue (lo juro) y en todos los rincones hay alguien cayendo al vacío o alguna estructura destruyéndose o Kylie Minogue.

A estos gringos les encanta ver sus monumentos hechos pebre, es la única explicación.

sa05

Al final da tanto lo mismo, que les juro por La Roca que el momento más emocionante de toda la película es cuando el geólogo cuenta que el terremoto más fuerte registrado en la historia es el de Valdivia, Chile. Como siempre pasa en estas escenas, todo el cine hace CE HACHE I, las abuelitas levantan las manos para darse HIGH FIVE y unos compadres se ponen espontáneamente a bailar cueca. Así que en resumen, otra película de destrucción que da lo mismo y de la que nadie se va a acordar nunca, salvo por la mención a Chile y por lo increíblemente mamacita que es la hija de La Roca. ¿Te cachai estar joteándote a una minurri, llegar un día a su casa con un brazo de reina haciéndose el buena onda y ZUÁCATE, tu suegro es La Roca y el compadre te da la mano y te deja invertebrado de por vida? Yo creo que esto es lejos lo más terrorífico de toda la película. Así que ahí no más Terremoto: La Falla de San Andrés, cabros lamento informar a todos los que le tenían fe. Diez millones de estrellas no más, sorry.

La falla de San Andrés!
¡Pueden ir a verla al IMAX!

Si todavía no conocen el famoso IMAX chilensis (¡mi reporte AQUÍ!) les cuento que pueden ir a ver esta maravilla visual inolvidable que es la hija de La Roca. Aunque la película es ahí no más, hay que reconocer que es una excelente oportunidad para conocer lo fuerte que suenan estos parlantes y lo bien que se ve la bandera gringa flameando al viento (esa escena la copiaron del compadre de la bandera chilensis, no digan que no). También es buena opción para ver en 4DX y asientos que se mueven, ahora que lo pienso. Gracias, La Roca por salvar a dos (2) personas y por ser mi suegro.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente