Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
suit-2015-640x300_2

Serie de abogados: Suits está en Netflix ¡Dinero! ¡New York!

29-07-2015
  Hay tantas series excelentes en el mundo, que a veces se nos olvida el placer de ver una que es simplemente buena. Es fácil caer en el torbellino Breaking Bad, The Sopranos, Mad Men, Game of Thrones o True Detective, donde cada capítulo es una obra de arte llena de capas y capas de

 

Serie recomendada para ver en Netflix

Hay tantas series excelentes en el mundo, que a veces se nos olvida el placer de ver una que es simplemente buena. Es fácil caer en el torbellino Breaking Bad, The Sopranos, Mad Men, Game of Thrones o True Detective, donde cada capítulo es una obra de arte llena de capas y capas de cosas pulentas que apreciar. Es tanto lo que les pedimos a estas series, que esperamos los nuevos capítulos (y temporadas) con ansiedad de drogadicto, y si no cumplen con nuestras expectativas nos frustramos, encontramos que están guateando y escribimos al respecto, afilamos cuchillos para analizar sus defectos, estamos ahí, ojo al charqui.

Pero hace poco descubrí que no todas las series tienen que cambiarnos la vida. No todos los capítulos tienen que ser una revelación que nos haga abrir los ojos y el espíritu, e incluso es perfectamente posible perderse capítulos o verlos a medias, pajareando y/o haciendo cualquier cosa porque qué importa. Es una serie no más. Yo sé que todos saben de qué hablo, porque todos tenemos esa serie que vemos sin tanto fanatismo, pero que vemos siempre, y que aprendemos a querer aunque no sea de las mejores. Como les pedimos menos a estas series, nunca defraudan, y da lo mismo si un capítulo guatea o no, porque siempre habrá más.

Serie de abogados Suits en Netflix

La serie que me hizo pensar todo esto se llama Suits, que en inglés tiene el doble significado de ser por una parte “Trajes”, el slang con el que se refieren a los abogados u hombres de negocios, y por otra el de “Demandas”. Y claro, es una serie de abogados en Nueva York como seguro hay tantas más. La gracia claro son los personajes, y que todo en esta serie funciona como una fantasía para varoncitos hombres, tal como (me tinca) Sex and the City lo era para las chiquillas.

Mike Ross es un compadre normal muy buena onda medio loser que por esas cosas de la vida es un genio con memoria fotográfica y seco para los números y esas cosas. Nunca fue a la universidad pero es tan seco, que trabaja dando pruebas para otras personas, como la PSU o los exámenes importantes. Un día conoce a Harvey Specter, un abogado abacanado que es como el James Bond de las leyes: Siempre mino y estiloso, cool y winner, soberbio y millonario, con licencia para matar (en la corte), etc. Cuento corto: Sin ser abogado Mike termina trabajando en la firma de Harvey, porque el otro le ve el talento y porque es tan genial que se sabe las leyes de memoria y puede pasar piola. Eso sería todo. Básicamente una especie de Batman y Robin pero en el mundo de las leyes, todo en locaciones maestras en Nueva York, y con personajes que siempre se están jugando millones de dólares en demandas y cosas.

Personajes serie Suits Netflix

Como Mike no es abogado, todo es nuevo para él y es el personaje con el que nos identificamos. Cuando en algún capítulo salen clientes amenazando con demandas de doscientos millones de dólares, Mike pone la misma cara que pondríamos nosotros, y es el que siempre está desencajando en este mundo glamoroso. Como buena serie de abogados además, los casos siempre tienen giros cuáticos y los abogados tienen que andar corriendo para encontrar soluciones, pero no crean que sufren mucho. Estos locos son nuestros héroes, y esta es una serie donde los héroes ganan.

Los diálogos son siempre rápidos, los giros son inesperados, y uno no se da ni cuenta y ya han pasado los cuarenta y cinco minutos del capítulo. Uno quiere ser como Harvey, y por lo mismo siempre queremos que Mike esté a la altura, y lo entretenido es ver cómo estos dos, maestro y aprendiz, van aprendiendo lecciones de vida. Siempre con la clásica estructura de “un caso por capítulo” donde entran y salen los personajes secundarios, tan entretenidos como los protagonistas. Jessica, la jefa de todos, que es una abogada seca que las cacha todas. O Louis, el pelmazo que es tan apestoso que uno termina teniéndole buena. Y no nos olvidemos de Donna, la secretaria más simpática, hot y entretenida de la historia. Donna lo sabe todo, loco, no se nos olvide.

Suits Netflix crítica

Suits no es ni por si acaso tan buena como Breaking Bad, Game of Thrones o cualquiera de las series que nos hacen perder el sueño. Pero sirve para entrar un rato a un mundo hermoso y desconocido donde una cena sale diez mil dólares pero no importa porque paga el jefe, o donde un tecnicismo que solo puede encontrar el que no es abogado termina salvando el día (y millones), y donde ser un superhéroe es posible sin tener superpoderes. Cabros créanme que Suits no le va a cambiar la vida a nadie. Pero sí o sí se las va a hacer muy entretenida.

Suits: Las primeras tres temporadas están disponibles en Netflix.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente