Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Charlie is my Darling

Remasterizaciones: Cómo escuchar a The Rolling Stones

03-12-2012
Muchas cosas impresionan de “Charlie is my Darling”, documental de estreno en In Edit de The Rolling Stones. Primero, lo joven que luce Mick Jagger, porque queda en evidencia que siempre ha hecho de él mismo y que ha sido consciente de ello, a pesar de sus tempranos y verdes veinte y tantos. Lo otro, es ser

Charlie is my Darling

Muchas cosas impresionan de “Charlie is my Darling”, documental de estreno en In Edit de The Rolling Stones. Primero, lo joven que luce Mick Jagger, porque queda en evidencia que siempre ha hecho de él mismo y que ha sido consciente de ello, a pesar de sus tempranos y verdes veinte y tantos. Lo otro, es ser testigo de la química y la cofradía con Keith Richards, en desmedro de Brian Jones, que lo resintió siempre. Pero quizás el momento más memorable sea ver a Mick y Keith jugando con la guitarra y tocando el instante preciso en lo que sería la génesis de “Sittin’ on a fence”, canción que cierra Flowers, placa editada en 1967.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_SKvBARhTyk[/youtube]

Flowers fue el primer CD de los Rolling Stones que compré remasterizado, hace ya 10 años. Desde ese momento, como buen coleccionista y melómano, me obsesioné con las remasterizaciones… particularmente de los Rolling Stones y los Beatles.

LG Rolling Stone

¿Pero qué son las Remasterizaciones? ¿Se justifican? ¿Se escuchan mejor que el original?

 

Las Remasterizaciones

Cuando una banda graba un disco, se registran numerosas pistas de audio por separado: bajo, batería, voz, guitarras, etc. Una vez elegidas las tomas correctas de cada instrumento se juntan y mezclan, llegando a la versión final. Posteriormente, las mezclas finales de todas las canciones se terminan en un “máster”: las pistas del álbum una detrás de otra ajustadas en niveles de volumen y efectos deseados, listas para ser distribuidas. Este “máster” corresponde en un 99% a placas stereo (2 pistas distintas, una por para cada parlante) y en esa época, mono también (dos pistas idénticas, una para cada parlante). En los 60 y 70s, los másters se plasmaban físicamente en gruesas cintas magnéticas.

“La remasterización es el mecanismo de tomar esta master o mezcla final de un álbum, y “mejorarle el sonido”.  Dos fueron las causas del auge de las remasterizaciones a nivel técnico: la mejora en tecnología en la conversión análogo-digital (ADC), responsable de llevar la señal de cintas a 1s y 0s digitales, y el avance en la potencia y calidad de algoritmos de software y “plugins” digitales para audio. Metemos ambos ingredientes a la juguera, y a mediados de los 90 hasta hoy nos hemos ido llenando de reediciones de discos antiguos en formato digital.

La mejora del audio en estas remasterizaciones puede implicar procesamientos tímidos como limpieza de ruidos, mejoras en el proceso de digitalización del master original (el que está en cinta magnética!), o también movidas más agresivas como ecualización y compresión. En la gran mayoría de los casos termina al menos con un aumento generalizado del volumen.

The Rolling Stones & las Remasterizaciones

Volvamos a los Rolling Stones. Primer dato importante: todos los discos de la banda de Jagger entre que comenzaron a grabar en 1964 hasta 1969 se editaron bajo el sello Decca / London /ABKCO, y se editaron en CD recién en 1986. Estos discos fueron remasterizados el 2002. En aquellas reediciones, venía un sticker que decía “Remastered… La manera como se supone debían escucharse”:

Posteriormente, los Rolling Stones formaron su propio sello… sí, el de la famosa lengua diseñada por Andy Warhol.

Las remasterizaciones de esta segunda camada han sido más confusas. Algunos de los álbumes seteneteros fueron remasterizados en 1994 y reeditados en esa fecha. El 2009, los álbumes del sello propio fueron remasterizados nuevamente (uf!), esta vez todos los discos, a excepción Exile’s On Main Street, para el cual hubo planes más ambiciosos y se lanzó un año después, con tomas y canciones “perdidas”.

¡La Polémica!

Como ven el tema de las remasterizaciones involucra aspectos comerciales y técnicos. Es un gancho comercial para los sellos, dado que les permite volver a lanzar discos con nuevo marketing y nuevo sonido (y a veces tomas extras).

Respecto al sonido, es cierto que la tecnología avanza y hoy es posible hacer mejores digitalizaciones que hace 10 años. Pero la remasterización involucra modificar el sonido del master original, como ya comentamos. Por otro lado, la mejora del sonido es algo relativo… finalmente ¿Qué es mejor sonido?  Si el disco no suena igual que el lanzado en los 60 ( el original) ¿se puede considerar como el mismo disco?

La polémica de las remasterizaciones lleva años. Para los más audiófilos, muchas veces se trata más de un tema estrictamente comercial, en desmedro de la calidad del sonido, donde sólo se busca que la nueva versión “suene más fuerte”.

Lo que queda al final es ponerse buenos audífonos y comparar. Para mí, el trabajo hecho en la remasterizaciones los discos de los 60 (sello ABKCO) es la más notoria y más brutal. Un hint: en el disco Beggars Banquet de 1968, además de los procesos de limpieza, en la remasterización ¡el pitch o velocidad de las canciones fue alterada!  Hagan la prueba con el track No Expectations 😉

La invitación es clara: que sus oídos sean los jueces, y disfruten a los Rolling Stones en el festival In-Edit Nescafé  que ya comenzó. Ojo que son dos los documentales para deleitarse: el ya mencionado Charlie is My Darling, y Gimme Shelter, el clásico registro del festival de Altmont de 1970 ¡Imperdibles!

Además, puedes participar por entradas dobles ingresando a http://bwl.cl/InEditLGE, para entrar al sorteo basta con que compartas, comentes o votes por tu documental favorito.

¡Nos vemos en In-Edit 2012!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente