Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Nueva temporada de “Los 80”: la nostalgia y sus dividendos

Nueva temporada de “Los 80”: la nostalgia y sus dividendos

15-10-2010
Nací y crecí en los años 80, y quizá ahí radica mi profundo aprecio por esta serie de canal 13. Pero creo que va más allá. Esta producción es, por lejos, de lo mejor que se ha hecho para la televisión abierta en este país. No solo es insigne de la postura tradicional “de familia”

Nací y crecí en los años 80, y quizá ahí radica mi profundo aprecio por esta serie de canal 13. Pero creo que va más allá. Esta producción es, por lejos, de lo mejor que se ha hecho para la televisión abierta en este país. No solo es insigne de la postura tradicional “de familia” del canal del angelito (es un tipo de serie que de verdad podemos y queremos ver TODOS), lo que obviamente ayuda al reposicionamiento de la marca, sino además (y más importante) explota un tipo de nostalgia que es casi inocua y que para nadie es indiferente. La década de los 80 está literalmente a la vuelta de la esquina. Pasó recién. La gran mayoría de quienes hoy hacen zapping en sus casas tienen uno o muchos recuerdos qué contar de aquella época, y ese tipo de reconocimiento en la pantalla se paga con buen rating.

Cuando hablo de nostalgia inocua me refiero a algo bien preciso: “Los 80” ha tomado la muy sabia decisión de no politizarse, y esa postura es causal de buena parte de sus dividendos. Personalmente huyo de la ficción que trata sobre la dictadura, militares, detenidos desaparecidos y relativos; para bien o para mal, pertenezco a la generación que creció en democracia y que quiere dejar el pasado atrás. Que quiere dar vuelta la página. Gracias a Dios, mi familia siempre ha sido muy apolítica y no cargo una mochila ajena de emociones fuertes de ninguno de los dos bandos. Estoy en una posición privilegiada para ayudar a la reconstrucción emocional del país, y parte de eso es ser capaces de hablar de lo importante sin tinturas políticas. Eso transmite “Los 80”. Muestran –con excelentes guiones y actuaciones- la vida diaria de una familia común de clase media en esa época, con lo bueno y con lo malo, sin un punto de vista concreto sino como una cámara de observador neutro, en un contexto brillantemente reproducido y que casi no tiene debilidades. Hasta se dan el lujo, a veces, de hacer ciertos placements de marcas ya desaparecidas o intercalar comerciales de ese tiempo, solo para hacernos reír o gritar en nuestras casas. ¡Yo usaba papel higiénico Dualette! ¡Yo alcancé a probar la Sabrosalsa!

Este domingo 17 estrenan su tercera temporada –también estrenan nueva integrante, la pequeña Anita- y todo indica que seguirán el mismo sendero de éxito. Ojalá sea así. De hecho, el primer capítulo es casi paradójico para con nuestro momento actual: la familia Herrera vivirá el terremoto que asoló al país el 3 de marzo de 1985. A las 22hrs., no se lo pierdan. De seguro veremos acciones y actitudes muy similares a las que vivimos en febrero de este año, y una de las fotos promocionales de canal 13 me lo confirma: Juan aparece sujetando el bien más preciado de la casa, el televisor a color. Sé de muchos que en el último terremoto lo primero que hicieron fue correr hasta su LCD/Plasma. ¡No me digan que no! (sobre todo si era un LG, ¿eh? ;))

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
por Andres Lagos
Claramente los recuerdos son un activo muy personal: lo que cada quien puede interpretar como añoranza, otros puede ser lo contrario, un capítulo difícil de olvidar. Lo que no se puede permitir es que la añoranza de cada activo personal, sea una traba o un ejercicio de conflicto con quienes tienen una opinión diferente. En mi opinión, el ejercicio libre de la palabra debe ser empático...y creo que tu opinión carece de lo último. Saludos y espero que tu vida sea edificante a partir de la empatía. PD.: Sabías que el Albatros es un ave poco característica en su aspecto aerodinámico pero que posee uno de los más bellos vuelos entre las aves? Saludos.
por Albatro Al
Realmente parece que no has visto la serie. Es la serie más política que he visto en mucho tiempo. ¡Y muy bien por ello! ¿Nostalgia? No creo. No sabes lo que es vivir con miedo, viendo a gente que amas... morir. Dices: "pertenezco a la generación que creció en democracia y que quiere dejar el pasado atrás." Qué fácil tu vida, no sabes cómo hieres a otros. Te dices periodista... investiga un poco, neutralmente como dices, y veras que si no te interesa por algo será. Las injusticias de ayer, las de ahora y las de siempre debieran conmovernos siempre! Saludos PD Viva la ciencia ficción.!
por Guido Cabrera
A pesar que no sigo la serie (aguanté solo 2 capitulos al comienzo), me llama profundamente la atención el impacto que ha tenido en los recuerdos y la memoria de tantos que vivimos esa época. Yo la he encontré cercana a la caricatura, y forzando la nostalgia incluso, pero veo que con eso basta para que muchos se emocionen y se sientan parte de la familia de la serie. Y eso es algo bueno. Ejercitar la memoria, recordar emociones, tener elementos gráficos con los que apoyarse para mostrarle a las nuevas generaciones como era la vida hace 30 años siempre es algo destacable. He visto mucho niño y lolo alucinado con los objetos y las reacciones de la serie, y eso es un gran punto para la televisión chilena.
por Fran Solar
Puede hacerse periodismo, literatura y lo que quieras, desde donde quieras. La mente no tiene ataduras. Creer que se necesita una postura o sesgo político para poder crear, es limitar la creación en sí.
por Fran Solar
Se me había olvidado ese pequeño gran detalle: en algún momento solo teníamos 4 canales. ¡4! Y ahora con 600, 700, 800...
por Alberto Ortiz Alegria
Cuando ves los 80's, vuelves a calzar las north Star, degustar los media hora, sintonizar el viejo telvisor Antú donde tenías que levantarte de la cama para hacer zapping por los únicos 4 canales que habían, en fin de alguna forma te hace revivir esa parte de nuestras vidas que aunque gris y sencilla siempre queremos revisitar aunque sea a través de la tv de hoy ---
por Rosa
La serie es increible... con mi marido nos ha servido para conocer nuestras infancias.... ambos usamos las zapatillas Nort Star... los bolsos de cuero... y ambos vivimos el terremoto... que fantastico revicir así la historia..
por Alvaro Concha
Muy buena nota!!!...comparto gran parte de lo que comentas. En lo personal con esta serie me pasa dos cosas nostalgia e identificación. Nostalgia hay en todo, desde los comerciales, la fanta que apareció en el último capítulo, los almacenes de barrio, aún me acuerdo de cuanto costaba la coca cola de 1 litro, $100 pesos, me acordé de juguetes que tenía en aquel tiempo como el hombre rana y así esta serie llama a la nostalgia a esa memoria perdida, que cuando lo recuerdas vuelves a recuperar un poco de tu historia y eso se agradece. La nostalgia es como recordar (del latín significa "volver a pasar por el corazón"), pero esta serie agrega otro valor más importante y creo que es lo que le da un carácter especial, la identificación....porque en la serie yo me identifico con el niño chico, por edad y experiencias, pero también con el papá Herrera (fuí de los que en el terremoto escondí el notebook y agarrar el TV jejeje), es lindo poder verse identificado en la pantalla, que tu puedas comentar una serie y se puedan hacer conversaciones, lo cual une y eso se agradece. Los 80s es la capsula "fenix2" que nos saca de una programación de Tv chata, opaca y muchas veces denigrante. Saludos!!!
por Alejandro Tapia Lazcano
Algo que me llamo mucho la atención e incluso me hizo erizar los pelos fue la actuación de Tamara Acosta, la escena donde discute con su marido para poder ir a ver cómo estaban sus papas y posteriormente al llegar y ver toda la casa en el suelo realmente impacta. Me estresó ver el sobre con la plata de las "calillas" casi vacio y me dio mucho gusto escuchar a Gervasio en un rato de la serie. Y el comentario ñoño... insisto en que Félix tiene el mismo corte de pelo de Mr Spock xD
por Colectivo Libros Buenos
¡Excelente post!
por Fran Solar
jajaja gracias! Me encanta hacer reír a la gente (y eso que no soy cuentachistes, precisamente). El tema de la neutralidad política es muy determinante, es cierto. Si estuviera "teñida" no tendría la popularidad que tiene. Muestra todo lo que pasa, a los de un lado y los del otro, pero el lado más "doloroso" está caricaturizado con tacto y cae bien ;) (me refiero al almacenero, principalmente). ¡Una serie bien pensada para los momentos que corren!
por Fran Solar
¿Sabías que los actores prefirieron no saber cuándo iba a comenzar el movimiento ni ensayar antes? La idea es que sus reacciones fueran lo más fidedignas posibles a un terremoto real. Creo que por eso la escena quedó tan bien y nos llegó tanto. Veía a Ana Herrera y era ver a mi abuela con los temblores chicos en Maitencillo. La misma actitud. ¡Para qué decir Juan! Todos mis amigos lo primero que hicieron en el terremoto de febrero fue proteger sus televisores... ¡Mal! jajaja Es una serie con guiones muy bien hechos y representativos. Se merecen el rating que alcanzaron ayer y ojalá lo mantengan por toda la temporada.
por Fran Solar
jajaja ok, pero para el terremoto sí corriste a proteger la integridad de tu TV, ¿no? xD Las prioridades masculinas son muy divertidas. La escena de ayer fue un gran ejemplo. "¡Papá, suelta la tele!!" le gritaban a Juan desde el patio en pleno movimiento telúrico. Tragicómico :p
por Sergio
Saludos y Buenísimo tu Post.... Y mi TV esta sin novedad (Eso si es de otra marca) Saludos Sergio G (@warketing)
por akoria del mal
Concuerdo perfectamente con lo que dices, es una serie bien neutra y eso la hace bien agradable a la vista de todos. Por mi parte, ayer vi el nuevo episodio y me impacto, muy real, muy humano. Estábamos todos boquiabiertos viendo el capitulo.
por David
jajaja muy buen post me rei un resto, la verdad es que esta serie aunque no la he visto mucho si muestra esa parte de la clase media la que no tenia un color politico y como dices muestra un punto de vista neutro, al final nuestro pais esta bien primeramente gracias a Dios y a quienes se esfuerzan cada dia para que sea un mejor lugar.
por felipe
yo no creo que el èxito de la serie radique tanto en no politizarse, sino que en ser una serie a escala humana, o sea, hablar de una època a partir de las personas y sus historias. los 80 tiene un càracter muy ìntimo. por otro lado, yo respeto mucho a las personas que tienen la postura de no ubicarse ni a un lado ni a otro respecto a la dictadura militar, pero pongo en duda que este tipo de postura "no-postura polìtica" sea representativa de una generaciòn, particularmente de la que creciò en democracia. hay muchos que aspiran a construir un mejor país y que al mismo tiempo, precisamente por ese anhelo, no se permiten olvidar. cuando dices "pertenezco a la generación que creció en democracia y que quiere dejar el pasado atrás. Que quiere dar vuelta la página." me suena a una frase hecha, similar a la que se les escucha a jòvenes polìticos de derecha.
por Paula
Al contrario tuyo, yo le doy gracias a Dios de que mi familia sí sea política, que se involucre con lo que sucede en su país y que sepa tomarle el peso a procesos políticos tan fundamentales como los que ha vivido Chile en las últimas décadas. Qué frivolidad e irresponsabilidad me hubiese rodeado al crecer si no fuese así. Es increíble que te jactes de apreciar la historia de tu país sólo desde el lado que te acomoda, sin meterte en complejidades ni honduras. ¿De verdad crees que desde esa miopía puede hacerse periodismo o literatura?