Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG

Cómo los videojuegos nos hacen mejores personas, según la UNESCO

11-05-2017
La UNESCO defiende a los videojuegos como una buena alternativa de educación.

LG

Muchas veces hemos escuchado que los videojuegos son perjudiciales para los niños, que les impide entretenerse en otras cosas o que a veces resultan demasiado violentos. Y, por supuesto, el abuso de ellos (como de todo) puede tener malas consecuencias, ¿pero que hay de  lo bueno?, ¿pueden tener los videojuegos consecuencias educativas en los niños y jóvenes?

¡Sí que las tienen! De acuerdo a una reciente publicación de la UNESCO titulada Empathy, perspective and complicity: How Digital Games can support peace education and conflict resolution, los juegos pueden ser utilizados provechosamente por los educadores para inculcar una serie de valores en sus alumnos.

Hay juegos que buscan despertar debates en los jugadores

Y este tipo de juegos pueden ser utilizados, conscientemente, en la educación para la paz y para la resolución de conflictos. Tal es el caso de Papers, Please, un juego en que encarnas el rol  de un inspector de inmigración de un país comunista, en 1982, destacando valores de tolerancia e integración.

Cuando se juega siempre se aprende algo

Paul Darvasi, el autor de esta publicación y profesor de instituto en Toronto, señala: “los juegos se han jugado a lo largo de la historia en diferentes situaciones sociales, con funciones que van desde la diversión menor a rituales religiosos. Casi en todos los casos, algo se ha aprendido o practicado, ya sea estrategia, análisis, conocimiento procedimental, reconocimiento de patrones, protocolos de comunicación, función ejecutiva, etc.

El mercado de los videojuegos es diverso

Cada vez se desarrollan juegos de temáticas más diversas, por lo que es un enorme prejuicio decir que todos son violentos. Y si hay cabida para todos, es que hay grandes oportunidades de desarrollo de alternativas educativas.

Ponerse en los zapatos de otro

Cuando juegas un videojuego, literalmente te pones en los zapatos de otro, pues interpretas un rol distinto al real. Esto te permite entender las motivaciones de ese otro, incluso si trata de alguien que en la vida real podría ser tu enemigo. Los videojuegos así pueden humanizar a gente que nunca te ha despertado interés. Es el caso del juego This War of Mine, en que debes ponerte en el lugar de las víctimas de una guerra.

Los juegos de cooperación unen a gente diversa

Cuando los videojuegos te dan la opción de jugar en línea con personas de otros lugares, diferentes a tus amigos -con otro idioma, color de piel y creencias- eso motiva también la tolerancia y la integración.

La interactividad te obliga a tomar decisiones

A diferencia de la literatura o del cine, en los videojuegos la experiencia cambia en la medida en que tú tomas decisiones: un jugador, por ejemplo, debe elegir entre un camino violento o pacífico. Esto, de acuerdo a Darvasi, puede tener efectos cognitivos profundos.

Un juego puede enseñarte a ser empático

Las situaciones en que se requiere ser empático en la vida son diversas, como también múltiples son los juegos que abordan este tipo de temáticas. Por ejemplo es el caso de Gone Home, en que se afrontan las dificultades de la comunidad LGBTQ.

¡Existen juegos comerciales con gran valor educativo!

Darvasi cree que el hecho de que el juego sea un éxito, no quiere decir que sea una basura, existen muchos casos de excelentes juegos educativos que han tenido muy buena acogida en el mercado. Por ejemplo, 1979 Revolution: Black Friday, World of Warcraft o Skyrim.

Recuerda que para una experiencia inmersiva en videojuegos, el monitor UltraWide de LG es ideal gracias a su tamaño y resolución.

¿Te interesaría comenzar a jugar alguno de estos videojuegos?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente