Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
tecnologia-futuro-avances-tecnologicos

La tecnología: ¿amiga o enemiga?

12-03-2012
Fuente de imagen: kiwicommons.com La tecnología no es tan buena, mata el alma y la envenena. Acabo de plagiar una gran frase de “El Chavo del 8”, porque creo que cabe muy bien con ciertas ideas que aparecieron en una charla TED que se dio esta semana. Hablando sobre innovación desde California, líderes de Silicon

Fuente de imagen: kiwicommons.com

La tecnología no es tan buena, mata el alma y la envenena. Acabo de plagiar una gran frase de “El Chavo del 8”, porque creo que cabe muy bien con ciertas ideas que aparecieron en una charla TED que se dio esta semana. Hablando sobre innovación desde California, líderes de Silicon Valley advirtieron que el culto a la tecnología “arruinará el mundo antes de salvarlo”. Diablos, dije yo. ¿Tan así?

Las palabras apocalípticas son del activista y escritor Paul Gilding –autor de “La Gran Ruptura”-, quien alertó sobre los riesgos de obsesionarse con la tecnología moderna, y cómo la desesperación por tener los últimos gadgets de moda distraen a la gente “de lo que realmente importa”. Dice, además, que aunque los avances tecnológicos impulsan la eficiencia y crecimiento económico de las naciones, al mismo tiempo multiplica un vértigo de consumo que el planeta ya no está en condiciones de soportar.

De los dos puntos, creo que el segundo es el más sensato. Todos sabemos que nuestro ecosistema ya no da más. Entre el cambio climático, agotamiento del agua dulce, extinción de especies, destrucción de áreas verdes y un largo etcétera, bien tarde nos dimos cuenta que estábamos matando nuestro propio hogar. Muchas de las cosas que se están haciendo para “cambiar el rumbo”, en la práctica no sirven de mucho, pues el daño ya está hecho, y los avances en tecnología han ayudado tanto para bien como para mal. ¿Para mal? Un ejemplo:
cuando botas pilas no-recargables a la basura, éstas desprenden mercurio y litio, elementos que pueden causar un daño irreversible en el ecosistema. Y no es una bonita imagen.

Pero ojo, que la tecnología también ha ayudado para bien, y otros expositores lo hicieron ver en esta misma charla TED. Si bien sabemos que estos problemas existen, la tecnología nos permite algo no menor: desarrollar una capacidad más alerta y analítica para detectar esos problemas y encontrar soluciones. Hoy tenemos más posibilidades de reciclar, reutilizar, descubrir energías eficientes y un sinfín de avances que hace 50 o más años habrían sido imposibles. Personalmente soy una entusiasta tecnológica, pues creo que con un poco de criterio y equilibrio, podemos salir adelante. Todo depende de nosotros, no de las máquinas. Somos nosotros quienes le otorgamos no sólo utilidad, sino también, y por sobre todo, sentido.

¿Qué piensan ustedes? ¿La tecnología es nuestra amiga o enemiga? Como final, quiero rescatar una frase del mismo Gilding que me pareció notable: “La Madre Naturaleza no negocia, sólo establece las normas y administra las consecuencias”. Y así no más es.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente