Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
La-Gran-Aventura-Lego

La Gran Aventura Lego: Todo es Increíble

07-02-2014
A ver hermanos fanáticos de los Legos, celebremos hoy nuestras infancias llenas de piezas de colores y monitos tacuacos. Llenemos nuestros corazones con aquellos días en que nos pasábamos horas armando autitos, camiones, naves, castillos, fuertes y edificios. Revivamos con lágrimas en los ojos cuando nos comprábamos sobres en los kioscos buscando esas piezas Lego

lego01

A ver hermanos fanáticos de los Legos, celebremos hoy nuestras infancias llenas de piezas de colores y monitos tacuacos. Llenemos nuestros corazones con aquellos días en que nos pasábamos horas armando autitos, camiones, naves, castillos, fuertes y edificios. Revivamos con lágrimas en los ojos cuando nos comprábamos sobres en los kioscos buscando esas piezas Lego que no aparecían nunca, y después cuando nos juntábamos a intercambiar las piezas Lego repetidas a la salida del colegio. Rememoremos esos momentos cuando por fin terminábamos las edificaciones y hacíamos el Baile Oficial de Lego ® para celebrar y después recibíamos la moneda de oro del Hada Lego y –Nah, a quién quiero engañar. Yo nunca tuve Legos, ni jugué con ellos, ni me entretuve armando nada. Esto les puede impactar pero eso que puse arriba son puras mentiras que inventé (sorry).

A mí nunca me gustaron mucho los Legos porque, verán, yo prefería los juguetes que ya venían armados y con los que se podía jugar al tiro. No estaba ni ahí con sufrir leyendo instrucciones, yo quería juguetes ensamblados de fábrica, listos para su uso. También prefería tener un póster en vez de un rompecabezas, y tomar helado en vez de leche, azúcar, colorantes y endulzantes autorizados, etc.

Pero igual son bonitos los Legos, lo reconozco, y si tuviera tres años obvio que me los compraría todos, partiendo por los de Star Wars que se ven filete y aunque los personajes tienen manos de fideo y las piernas cortas, siguen viéndose mejor que el Jar Jar Binks y que los retoques de George Lucas. Lo que estoy tratando de decir es que no tengo nada en contra de los Legos, en serio. Pero llega un punto en que uno como ser humano tiene que decir basta.

lego03

Porque, ¿una película de Lego? ¿Qué onda, Hollywood? ¿Cómo tan faltos de imaginación? Ya han hecho películas con otros juguetes como Transformers, G.I. Joe o esas películas de Barbie que le gustan a mi hermana chica. Pero ¿Legos? ¿De qué se podría tratar esta película? No, Hollywood. Hay un límite que rompe el deseo, y ese límite es hacer películas sobre MARCAS todo para que uno se entusiasme y después corra a comprarse Legos. ¿No pueden hacerla piola como el resto? Las películas de James Bond por ejemplo tienen las medias peleas y entremedio el compadre se toma una [MARCA DE CERVEZA FAMOSA], y después mira la hora y el reloj es un [MARCA DE RELOJ FAMOSA] y si uno se fija bien resulta que TODOS los computadores en la película son [MARCA DE ELECTRÓNICA FAMOSA]. Pero eso da lo mismo porque uno fue al cine a ver a James Bond. O como las películas de Kramer, cada vez que muestran el teléfono del compadre, se ve gigante que el teléfono es de [COMPAÑÍA DE TELÉFONOS CONOCIDA], y uno hace la vista gorda y sigue riéndose porque el Negro Piñera le sale igual, y dice papito papá. ¿Pero acá? La marca ES la película. Ni siquiera se esforzaron en hacerla piola. No, de verdad, esta película no tiene por dónde, lo siento.

Claro que todo esto me duró hasta que la vi, porque La Gran Aventura Lego es absolutamente maestra y no hay nada que hacerle. Sí, señores, me rindo. No se puede luchar contra una película increíble que me mantuvo con así cada pepa todo el rato, muerto de la risa, y con ganas de haber jugado alguna vez con estos monos y sus piezas, y qué tanto.

Los peliculastas de verdad se las mandaron, porque decidieron usar justamente todas las cosas contra las que he alegado aquí. El protagonista es un mono de Lego que es entero Flanders para sus cosas: Está siempre feliz, sigue las instrucciones que le dan, no piensa en nada por su cuenta y le encanta ser un Lego sin imaginación que puro sigue las reglas. ¡Y todo el mundo Lego es igual! Todos son felices con sus rutinas apestosas, y cantan una canción que dice TODO ES INCREÍBLE y arman y desarman su mundo sin cuestionarse nada, que es exactamente como yo me imagino el mundo de los Lego. Pero también hay otros monos Lego que creen en una profecía, y andan buscando al “elegido” que es el que lo va a cambiar todo, que va a liberar a todos los Legos de sus rutinas y va a traer la imaginación de vuelta, etc. Esta es la parte de la película donde aparecen los personajes divertidos como la minoca que es toda Trinity para sus cosas, o el Hechicero Sabio que se las sabe todas, o los personajes de otros universos que aparecen aquí a hacer cosas divertidas como por ejemplo Batman, que es un Lego que se cree el hoyo del queque. O muchos otros que no les voy a decir porque es demasiado chistoso verlos aparecer.

El peliculismo es una de las principales gracias de esta cuestión, porque TODO está hecho con Legos, y es divertido mirar la pantalla incluso cuando no pasa nada. Por ejemplo cuando el personaje se ducha y el agua y la espuma del jabón son cuadraditos Lego. O cuando algo se incendia y el fuego son barritas de plástico transparente. Es como si de verdad todo lo hubiesen hecho con piezas de Lego, y eso es todavía más gracioso cuando hacen cosas típicas de película, por ejemplo mostrar a la comadre en cámara lenta mientras se saca un casco y se le mueve el “pelo”. O cuando en medio de las peleas la cámara de pronto se hace lenta a lo Matrix y uno puede ver que los rayos láser con tubitos plásticos. Les juro que van a estar con así la mandíbula mirando este tipo de detallitos y riéndose.

lego02

Y saben qué, no solo son chistecitos y buena onda, porque justo cuando empieza a ponerse repetitiva la cosa y uno está a punto de perder el interés, pasa algo que explica toda la película, y que hace que uno diga “Ah, ahora entiendo todo”, y resulta ser incluso emocionante. En serio. Así que no me queda más que felicitar a los peliculastas porque una vez más, la hicieron. Son dos compadres muy nerds y simpáticos (los he visto en el material adicional de los bluray) que se nota que lo pasan muy bien haciendo comedias y que se las saben todas. Se llaman Phil Lord y Christopher Miller, y son los que hicieron Lluvia de Hamburguesas y 21 Jump Street, dos películas que no me tincaban nada y que terminaron matándome de la risa. Con esta ya van tres, así que los bautizaré oficialmente como los peliculastas maestros de la película que no me tinca y resulta ser bacán. Felicitaciones, compadres. Pueden seguir haciendo lo que quieran, prometo nunca más dudar de ustedes.

¿Lo malo? Que no llegó al cine en idioma original. Viendo quién hizo qué es una lástima. Por ejemplo la voz de Batman la hace GOB de Arrested Development. Uno de los malos principales es Blanco Levín (Batman Begins). El Hechicero Sabio es Morgan Freeman (Batman Begins). El protagonista es Andy de Parks And Recreation, otro compadre es Ron Swanson, y también hay cameos de Jonah Hill y de Channing Tatum. Pero todo eso lo escucharemos recién cuando salga en DVD, sorry. Por el momento tendremos que conformarnos con los mexicanos anónimos del doblaje.

Una última cosa que les quería advertir: No sé cómo es el 3D de esta película porque la vi en una función oscurísima donde había partes en que apenas veía lo que estaba pasando. Si están seguros de que su cine es DE CALIDAD, yo la vería en 3D porque es demasiado bonito todo, y digno de admirarse en tercera dimensión. Pero si no están seguros de qué onda el cine, mejor no arriesgarse y verla así no más, en 2D. De todas maneras apenas salga la veré en mi casa, porque se lo merece. Esta es de esas películas que uno se va a repetir mil veces en la casa, y con cualquier excusa. ¿Vienen de visita los sobrinos? Veamos la película de Lego. ¿La abuelita se quedó dormida viendo teleseries? Veamos la película de Lego. ¿Al primo Feto lo atropellaron y hay que ir a verlo a la clínica porque los papás obligan? Veamos cualquier cosa con tal de no ir, preferentemente la película de Lego. Y así sucesivamente.

Así que eso, cabros. No sean porfiados como yo y denle una oportunidad a esta película, que no se van a arrepentir. Quizás algún día hasta me compré un Lego de algo, y quizás en una de esas hasta lo arme. No prometo nada. Setecientos millones quince mil quince estrellas y un Montgomery Burns Por Logros Sobresalientes en el Campo de la Excelencia Award para los peliculastas, porque ya demostraron que se las traen. Sigan así, compadres. En resumen, la película Lego no se desarma. Todas las piezas encajan, etc.

[youtube_sc url=”http://www.youtube.com/watch?v=tYHrMjQieTA”]

¿Y a ustedes, les tinca?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente