Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
LG-usar-bicicleta-640x300

Grandes razones para usar la bicicleta en tu día a día

20-04-2015
Mejor salud, menos estrés y mucho ahorro.

LG-usar-bicicleta-640x300

Muchas veces has escuchado a ciclistas que hablan interminablemente sobre que son más felices desde que se transportan en bici, que son incansablemente más activos desde que cambiaron su método de transporte, y que, de hecho, llegan antes a su destino evitando el tráfico. Resulta que es mucho más que solo una sensación subjetiva ¡está comprobado científicamente!

Resulta que existen varios estudios científicos que sugieren que -efectivamente- quienes que se transportan en bicicleta o a pie son más felices, entre otras cosas, que quienes eligen el auto.

¿Por qué es mejor?

Según el estudio,  la bicicleta como medio de transporte ayuda en muchos aspectos en tu día a día. En primer lugar, olvídate del tráfico, una de las principales razones que producen estrés entre los usuarios de transporte privado. Así es, si hablamos de terapias anti-estresante andar en dos ruedas es una de las mejores que podrías tomar. Así lo cree el experto inglés Neil Shah, de la Sociedad de Manejo del Estrés, quien dice que “andar es bicicleta es uno de los tratamientos más efectivos para el estrés, y en muchos casos se ha comprobado que es tan efectiva como tomar medicamentos”.

Además, andar en bici ayuda a que duermas mejor en las noches, y a estar con energía en el día. El ejercicio diario de entre 20 y 30 minutos que produce el pedaleo constante, es un ejercicio cardiovascular suficiente para que tu sangre recorra bien todo tu cuerpo. Por esta misma razón, el resto del día estarás lleno de energía y menos somnoliento. Y hablando de cardiovascular, si quieres tener un corazón fuerte hay pocas cosas mejores que andar algunos kilómetros diarios en tu fiel cleta. Un estudio inglés en el que participaron más de 10 mil personas, concluyó que recorrer 32 kilómetros semanales (más o menos, un viaje de 20 minutos cada día laboral), reduce el riesgo de enfermedades coronarias en un ¡50%!

Usar la bicicleta también es mucho más económico. Piensa en los ahorros de gasolina, súmale los gastos de taller y tendrás un ahorro de entre 50 y 100 veces mayor que el que tienes con un auto. Algo menos obvio es el impacto que tiene para la misma economía del país. El gobierno australiano, por ejemplo, estimaba en 2013 que cada viaje en bicicleta significaba para el país un ahorro de 21 dólares australianos (uno 10 mil CLP). Esto se explica por la gran cantidad de inversión que se debe hacer en control de contaminación, construcción de caminos y transformación de calles para acomodar la gran cantidad de autos que circulan. O sea, el andar en bicicleta no solo estarás ayudando a tu propio bolsilllo, sino al de todos.

Si te preguntabas si vale la pena ir al trabajo en bicicleta (por el cambio de polera, digamos), aquí tiene una muy buena razón: estudios han calculado que una persona que ejercita antes de comenzar el horario laboral, luego es hasta 15% más productiva, comete menos errores (en tareas de concentración y memoria a corto plazo) además de ser menos proclive a enfermarse (y por ende, faltar).

¿Todavía no estás convencido? Te invitamos a probarlo. Súbete a las ruedas y ¡verás la diferencia!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente