Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
dormir 640x300_2

Consejos para dormir más rápido según los científicos

02-01-2015
Dormir no es fácil, puede sonarlo, pero no, en especial para los trabajólicos. Existen muchas variables que condicionan el tiempo que nos cuesta quedarnos dormidos. El ruido, la temperatura, tu cama, si estas solo o acompañado, la almohada, etc., y pueden transformar una placida jornada de descanso, en algo agobiante. Es por eso que utilizando toda la

dormir 640x300_2

Dormir no es fácil, puede sonarlo, pero no, en especial para los trabajólicos. Existen muchas variables que condicionan el tiempo que nos cuesta quedarnos dormidos. El ruido, la temperatura, tu cama, si estas solo o acompañado, la almohada, etc., y pueden transformar una placida jornada de descanso, en algo agobiante.

Es por eso que utilizando toda la magia de la ciencia, te vamos a regalar unos cuantos consejos para dormir bien, publicados en la última entrega de la revista científica Popular Science, titulada La ciencia del sueño, que aborda la opinión de Bernie Miller, supervisor en el Centro de Trastornos del Sueño de la Mayo Clinic de Arizona, EE.UU.

¡Ponlos en práctica!

Tu habitación debe estar oscura

Aleja la luz de tu habitación. Tu lugar de descanso debe ser oscuro, fresco y tranquilo. Evita cualquier aparato electrónico en la habitación, el espectro azul de luz artificial que posee la enorme mayoría limita la producción de la hormona N-acetil-5-metoxitriptamina o melatonina, una presente en la producción de la fase de sueño inicial.

Ocupa horarios para dormir

Es importante mantener una rutina, estableciendo horarios al momento de levantarte y acostarte.  Acostumbrar a tu cerebro terminará logrando que se naturalize, mejorando el ritmo circadiano natural del sueño y regulando las variables biológicas en intervalos de tiempo adecuado.

Evita el ejercicio nocturno

Aunque algunos sostengan que una rutina deportiva ligera en la noche ayuda a conciliar el sueño, lo recomendable es  hacer ejercicio entre 4 y 6 horas antes de ir a dormir. El ejercicio en la noche no ayuda, sólo logra aumentar la temperatura corporal y genera más dificultades e incomodidades al momento de dormir.

Haz que tus siestas duren lo necesario

La clásica siesta aporta grandes beneficios en el cerebro, pero puede causar el efecto contrario si no se regulan. Siempre debes dormir entre el mediodía y las 16:00 horas, con una duración aproximada de 30 a 45 minutos. El problema de pasar ese umbral es que el cerebro entra en fases muy profundas y el ciclo del sueño se termina afectando.

Modera tu consumo  de cafeína

Evita tu café después del mediodía. Las bebidas que contengan cafeína te pueden mantener despierto, algo bastante lógico. El psicoactivo alcaloide trabaja en el organismo alrededor de unas 5 horas y aproximadamente tarda hasta un máximo de 14 horas en salir de tu sistema.

 

 

Todo sobre:

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente