Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
[Conecta 2010] Arianna Huffington y la promiscuidad mediática

[Conecta 2010] Arianna Huffington y la promiscuidad mediática

17-12-2010
Ya había escuchado el término antes, pero en su boca sonó tanto más elegante y digno de considerar. Arianna Huffington dirige el medio de comunicación online más popular hoy en Estados Unidos, The Huffington Post, y aunque en su estructurada charla expuso elocuentemente su experiencia como cabeza de tan vertiginoso medio, muchos de los conceptos

Ya había escuchado el término antes, pero en su boca sonó tanto más elegante y digno de considerar. Arianna Huffington dirige el medio de comunicación online más popular hoy en Estados Unidos, The Huffington Post, y aunque en su estructurada charla expuso elocuentemente su experiencia como cabeza de tan vertiginoso medio, muchos de los conceptos no presentaban para nosotros ninguna novedad. Escuchar ejemplos de su implementación era lo interesante, e incluso lo chistoso, pues la periodista griega (sí, griega, residente en norteamérica) también hizo algo de humor. Pero entonces apareció esto de la “promiscuidad mediática” -gracias a una pregunta de alguien del público- y varias personas a mi alrededor tomaron más atención.

Básicamente se refiere a que no sólo es válido sino necesario tomar información y artículos de otros medios y comunicarlos en el tuyo. Es decir, es importante que cada medio genere su propio contenido, pero “si eso es lo único que puedes ofrecer, el lector te abandonará rápidamente”, sentenció ella. Un distintivo de The Huffington Post es la convergencia de información desde cientos de fuentes distintas, donde la publicación va desde un párrafo junto con su respectivo link hasta la réplica de un artículo completo que, por supuesto, siempre mantiene los créditos originales de su autor/medio. “En los medios online debe haber promiscuidad”, sonrió, y la idea de Huffington Post fue siempre, desde el inicio, que fuera una parada obligada y única. Todo lo que quieres saber lo vas a encontrar aquí. Todos los puntos de vista, todas las plumas. Yo las ofrezco, tú las lees, y no tienes que hacer click en ningún otro lugar”. Suena inteligente. Y sencillo. Muchos blogs y otras webs chilenas lo hacen, pero varias se caen en lo esencial: no respetar los créditos. Como diría el profesor Bandera, “Usted no lo haga”. Una cosa es la promiscuidad con identidad expuesta de las partes; otra es el manoseo anónimo con ánimo de plagio.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
por mariana y punto
Una de las cosas que más me gustan de trabajar en internet es justo esa promiscuidad de siempre citar las fuentes y ser amigos públicamente de quienes en los medios tradicionales hasta serían considerados automáticamente (y de forma muy básica) como competencia o como inexistentes.