Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
“Stop Kony”, entre el entusiasmo y la duda

“Stop Kony”, entre el entusiasmo y la duda

14-03-2012
La campaña #StopKony ha liderado las conversaciones en blogs y redes sociales en los últimos días, así que seguro ya la conoces. Pero lo que se ha propagado como un altruista llamado mundial para detener a un buscado criminal, de a poco comienza a tener varios detractores. Mediante un video que cuenta la historia de

La campaña #StopKony ha liderado las conversaciones en blogs y redes sociales en los últimos días, así que seguro ya la conoces. Pero lo que se ha propagado como un altruista llamado mundial para detener a un buscado criminal, de a poco comienza a tener varios detractores.

Mediante un video que cuenta la historia de un supuesto niño soldado en Uganda –el cual ya superó las 70 millones de visitas–, la ONG “Invisible Children” pide ayuda para encontrar a Joseph Kony, buscado por torturas y violaciones a menores que recluta para su ejército de resistencia. El apoyo online fue inmediato, ya que el fin es evidentemente loable, pero en lo personal puse la alarma de duda al enterarme que dicha ONG estaba vendiendo a 30 dólares un “action kit” de campaña, que incluye un poster, una pulsera, una polera, stickers y una chapita, pack que ya agotó sus ventas y prepara más. Al enterarse sobre esto, las críticas no se hicieron esperar, y el fundador de esta ONG, Jason Russell, justificó la recaudación de fondos del “kit” diciendo que compensará los gastos del video y financiará actividades de campaña y otros en Uganda. Pero no fue muy convincente: hasta Anonymous expresó que está re-pensando su apoyo a #StopKony al considerarlo más bien “propaganda” y que hay “algo oscuro” en la iniciativa.

¿Viste el video? ¿Te sumaste a la campaña, aún entre las últimas críticas? ¿Qué piensas?

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Y4MnpzG5Sqc[/youtube]

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
por panchocinepata
Tengo sentimientos encontrados al respecto. Por un lado, reconozco que las redes sociales funcionan para crear movimiento en la comunidad (que lo diga Piñera no más, varias de sus barbaridades han quedado en el tintero gracias al rechazo masivo, organizado por twitter y FB...y vaya que ha tenido ganas de meterle mano a estas redes para que no lo jodan más. Hasta ahora, por suerte, no ha podido)...pero, ¿que cambios puede resultar para situaciones como la de Kony?. No voy a desconocer algo que es evidente...el tipo es un cabrón, un maldito y un hijodeputa. Pero...vamos por partes: el tipo es de Uganda, un país pobre, sin cabezas visibles, políticamente en las ruinas y donde caudillos como este bastardo son los que tienen la sartén por el mango. O estás conmigo o estás en contra mía, es el lema. El que tiene las armas, tiene el oro, y el que tiene oro y armas, el poder. Anda a ponerte en contra de él. Sumemos a esa imagen casi todopoderosa que él mismo se ha formado (dinero + armas + fuerza bruta + pueblo pobre y sin mucha educación) en un entorno donde con suerte saben qué es un computador porque lo han visto en TV, ¿qué le va a importar que al otro lado del mundo millones de personas lo agarren a garabatos desde sus teclados? Ahora bien, si la idea es dirigirse a la ONU y a la OTAN para que tomen cartas en el asunto, la idea es buena, pero parece que se necesita algo más fuerte para que esos viejos de cuello y corbata escuchen. Así es la cosa no más. Salu2
por Andrés Espinoza
Me suena a propaganda viral para una película como lo que hicieron con The Blair Witch Project haciendo (desde antes) creer que existía el mito de la bruja de Blair mediante videos y páginas y finalmente todo se trataba de una película.
por Carmen Gloria Uribe
Desde al principio apoye la campaña difundiendola en mi página de FAcebook, no tuve dudas, porque conozco historias reales horrorosas que me ahonda a mi corazón. Esto es solo una movida para despertar la conciencia y crear un movimiento colectivo a nivel mundial porque ya dimos cuenta de que ni Onu ni Otan ni otras organizaciones han hecho por los derechos de niños, es más han sido totalmente indiferentes que ni se inmutan el sufrimiento de los niños aún impera en nuestro siglo XXI. Es hora de difundirla, hacer campaña de conciencia colectiva para llegar a millones de gente que queremos de verdad ayudarlos a atrapar al sanguinario, vil y cruel Kony y que sea atrapado, juzgado y en cárcel de por vida.