Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
¿Quién da más?: subastando cultura pop

¿Quién da más?: subastando cultura pop

22-03-2011
La idea es atractiva. Por supuesto, ¿quién no querría tener un instrumento, ropa o lo que sea que perteneció a tu ídolo? Los fans no escatimamos en gastos ni sacrificios cuando se trata de acercarnos -de cualquier forma- a nuestro objeto de culto. Podemos gastar grandes sumas en cosas que para otros pueden parecer insignificantes

La idea es atractiva. Por supuesto, ¿quién no querría tener un instrumento, ropa o lo que sea que perteneció a tu ídolo? Los fans no escatimamos en gastos ni sacrificios cuando se trata de acercarnos -de cualquier forma- a nuestro objeto de culto. Podemos gastar grandes sumas en cosas que para otros pueden parecer insignificantes o ridículas. El fanatismo no se racionaliza; se vive desde lo visceral. Y de esa emocionalidad viven las casas de subastas, donde todo tiene un rótulo de miles, miles de dólares. “Un verdadero fan lo pagará sin pensar”, deben creer. Y creen bien.

Hemos presenciado en las últimas décadas, varias subastas memorables de objetos preciados. Desde la locura por las cosas en el set de “Lost” hasta momentos más bizarros como pelearse mechones de pelo o ciertos fluidos corporales (en serio) del galán de turno. No especificaré para que, al menos en el papel, los fans sigamos manteniendo nuestra dignidad (lo que quede de ella). Lo importante es que objetos subastables hay miles, siempre aparece algo nuevo, y siempre, siempre aparece alguien dispuesto a comprarlo. El loco ciclo sin fin, cantaba el Rey León.

¿Qué es lo último en estos terrenos? La casa Gotta Have It! acaba de abrir las pujas para una serie de interesantes artículos en su “The Rock & Roll, Pop Culture Auction”, entre ellos, el primer auto propiedad de Bruce “El Jefe” Springsteen, que viene precedido de una serie de mitos que, cómo no, aumentan su valor inicial. El fundador de GHI, Peter Siegel, dio a la agencia EFE los detalles: se trata de un Chevrolet Bel Air del ‘57 adquirido por el cantante unos meses antes de publicar “Born to Run“, el disco que lo lanzó a la fama. Según él, la canción que da el título al álbum y otras como “Thunder road” o “Backstreets” fueron escritas en este auto. ¿Conclusión? Se le calcula un precio entre 400-425 mil dólares, con una puja mínima de partida de 390 mil dólares.

Entre los muchos objetos de la subasta hay manuscritos originales de canciones de Paul McCartney y Madonna, uno de los guantes con cristales Swarovski de Michael Jackson, un esmoquin de Elvis Presley que fue confeccionado a medida para él y una mesa de mezclas de Jimmy Hendrix, entre varias otras cosas. ¿Te interesa algo de esto? ¿O quizá de Elton John, Frank Sinatra? Entra a gottahaveit.com y busca algo que te vuele la cabeza. Iba a decir “algo que se adapte a tu bolsillo”, pero la verdad es que bolsillos y billeteras son un músculo: pueden estirarse o tensarse dependiendo de cuánto los presionemos. Vea cuánto aguantan los suyos.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente