Mi perfil
Regístrate con
- ó -
Recuperar contraseña
Tips de microondas

Tres en uno de verdad: LG Solar Grill

11-10-2012
Siempre he desconfiado de los combos. De las multifunciones, de los aparatos que suponen arreglarte la vida –y todas las anteriores– con un solo botón y gracias a una sola máquina. ¿Cómo una creación puede ser capaz de resolver tres problemas, cuando muchas ni siquiera pueden con uno, con ése para el que se supone

Nueva Cocina LG

Siempre he desconfiado de los combos. De las multifunciones, de los aparatos que suponen arreglarte la vida –y todas las anteriores– con un solo botón y gracias a una sola máquina. ¿Cómo una creación puede ser capaz de resolver tres problemas, cuando muchas ni siquiera pueden con uno, con ése para el que se supone fueron diseñados? Quien mucho abarca poco aprieta, ¿no?

Pues bien, para sacarnos de la inercia, para romper ciertos mitos, desde hace un año que el Solar Grill de LG está entre nosotros. Y sí, es un tres en uno ¿Confianza? Toda la del mundo. Este microondas –que en realidad cuesta definir, porque es mucho más que eso– es una multitask. Y de las de verdad. Por supuesto que cumple con el mínimo, que sería calentar tu comida un domingo por la noche, cuando la fiaca es más grande que tus ganas de cocinar y esos restos resultan más que convenientes en virtud de tu estado low-batt. Pero lo mejor viene después: el cocinar. Cuando sí hay energías e inspiración. Cuando hay un buen recetario a mano o una buena excusa para meterse en la cocina a componer. Es ahí cuando este Solar Grill hace lo suyo.

Un buen arroz –blanco, integral, salvaje– lo puedes hacer de cero. Igual que legumbres y vegetales. ¿Un potage de lentejas rojas? Claro. ¿Un risotto de quínoa? Todos los que quieras. ¿Un tomaticán? Volverás al pasado, a ese sabor de infancia en menos de 15 minutos. ¡Estás cocinando, no calentando! Y si te inquietan las carnes, también puedes darles un punto de cocción exacto, para luego grillarla y dejarla con un dorado espectacular. La carne aparece aquí como recién salida del mejor asador, con la diferencia de que lo hace desde un compacto recipiente. Igual que los quesos, que no sólo se funden sino que adoptan un gratinado soberbio, como el de la mejor provoleta del mundo. Sí, es verdad: los postres siempre se dejan para el final. ¿Será porque se comen último? El sabor de la despedida en su lado dulce también tiene espacio acá: desde un merengue hasta una crème brulée. Suena complicado, pero no. Pronunciarlo es peor.

A pesar de todo, lo más sorprendente puede que sea la función de más bajo perfil, la más invisible y desconocida: la de cocción al vapor. Y es que existen pocos métodos más saludables y eficientes como éste. Si recuerdas un post anterior, hay muchos experimentos que podemos hacer con él, como nunca suponer que el vapor es sólo agua: podemos cocinar con vapores de infusiones, de mezclas de especias, de tés ahumados. No cuesta nada cerrar la puerta de la rutina y abrir la gran ventana de la creatividad en este punto. Prueba con tés exóticos para vegetales verdes –como espárragos, alcachofas, brócolis–, especias para pescados –idealmente blancos– y con hojas frescas –albahaca, melissa, hierba buena, lemongrass, todas juntas o por separado– para verduras más simples y carnosas, como zapallos, zucchinis o zanahorias. Está claro: podemos confiar en este tres en uno.

LG Solar Grill

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente