[Lollapalooza 2012] 31 Minutos y Kidzapalooza.

Qué tanto, a ver: Lo que más me ha gustado del Lollapalooza fue lo que hicieron los compadres de 31 Minutos en el Kidzapalooza. Por si no sabían, de los cien millones de escenarios que hay en Lollapalooza, uno de ellos está especialmente diseñado para que los papás lleven a sus péndex así de chiquititos aprenden lo bacán que es ir a conciertos y cuando grandes no les molesta pagar cancha VIP.

Aunque el escenario es chiquitito y no cabe tanta gente, es bien entretenido el rincón de Kidzapalooza. Tiene stands donde los cabros chicos pueden jugar y/o hacer dibujitos, hay esculturas de Lego para sacarse fotos, hay un señor vendiendo algodón de dulce, remolinos de papel y burbujitas, e incluso hay una plaza con juegos. O sea, todo pasando. Cáchense estas fotos.

Tom Hanks Pixelado.

Lo que todos los niños esperan ver: Un señor jubilado de Lego.

Visita a Kidzpalooza de la Escuela Primaria de Ninjas.

Y bueno fue aquí donde llegaron chorrocientas miles de personas ayer a ver a los 31 Minutos. Yo llegué como media hora antes de que empezara y ya parecía viaje en Metro la cosa, todos apretujándose y mirándose las caras. Una señora incluso reclamaba que dejaran bajar antes de subir, de puro instinto. Pero era diferente, porque estaban todos felices y expectantes, con la mirada clavada en el escenario y los ojos llenitos de amor.

Yo escuchaba gente que se preguntaba cómo sería la cosa, si iban a salir los músicos a cantar, o si iban a salir títeres, o si iban a salir músicos disfrazados de títeres. Había un señor como de cuarenta años explicando que serían títeres pero que era una lástima porque para hacerlos más grandes no eran iguales a los títeres originales, y después se puso a explicar las variaciones de colores en el pelo de la Mi Muñeca Me Habló. En resumen, 31 Minutos tiene sus propios NERDS lo que los transforma en la Star Wars chilensis (felicitaciones, 31 Minutos). De hecho, Kidzpalooza mis polainas. El público eran puros pailones con uno que otro cabro chico en los hombros de los papás todos aplastados y asustados.

Los pailones esperando 31 Minutos.

La concurrencia adulta se cachó todavía más cuando salieron los músicos al escenario y empezaron las canciones. Ahí se escucharon los gritos y los canturreos del público y eran puras voces roncas en las que se escuchaba clarito la presión del mundo adulto sin esperanzas y la renuncia a los sueños de juventud. Lo cual era muy chistoso porque estaban todos cantando “Hola, hola, hola” de Ratoncitos. Cuando empezó “Diente blanco no te vayas” la gente reaccionó como si hubiera empezado “Let it be” en el Resurrection Tour de Los Beatles. Emocionante.

El show es con los músicos adelante mientras en la parte de atrás salen los títeres que todos conocemos. Y sorry, nerd, pero tu queja no salva a nadie. Los monos se veían lo más bien y eso que yo estaba lejos. Lo mejor es que entre las canciones que TODOS se saben, los títeres hablan y hacen cosas chistosas que podrían ser perfectamente escenas de un capítulo maestro de 31 Minutos. Los echaba de menos.

De todas las bandas que vi, los 31 Minutos fueron los que más onda tuvieron con el público, lejos. Los que más contentos dejaron a todos, y los que más hicieron cantar. Para mí un punto alto fue el Objeción Denegada donde todos coreábamos como idiota. Ustedes cachan. En conclusión, sí que si yo fuera 31 Minutos puro me conseguiría un teatro donde quepa harta gente para que nadie aplaste a los cabros chicos, y me mandaría el MEDIO CONCIERTO larga duración. A no ser que los de 31 Minutos estén en contra del dinero. Aplíquense, cabros. Yo iría. Ah y si no los vieron ayer hoy día repiten, así que partieron.

Por último quería hacerles una sugerencia a los de Lollapalooza y que el próximo año hagan un Viejapalooza donde cante Buddy Richard, Paul Anka y Moby, y haya juegos donde los abuelitos puedan retar adolescentes por escuchar música penca, tener peinados de monstruo y andar con los pantalones abajo. Háganme caso, la van a romper.

Hoy en Kidzpalooza: Anitchie (12:45), Mazapán (14:15), Show Secreto (16:00), 31 Minutos (17:45).